Scroll
Soporte Mural Verbo América-Matta
Norero - Villalon - Erazo
[ Chile ]
• • •

@gallery

staff chilearq

Soporte Mural Verbo América-Matta

Norero - Villalon - Erazo


MEMORIA

“El verbo América es conjugar participios pasados con presentes condicionales, es reorganizar todos los pretéritos de los cuentos, cuentos de los indios del mediterráneo con los indígenas de América y del pacifico, es poner bien los dedos en lo que nos une en vez de despreciarse en megatónicas megalomanías.”[1]

La vocación universal de la obra de Roberto Matta, asume en el verbo América una condición sintética y trascendente de los pueblos americanos con el mundo.
El verbo, asumido como acto o acción, nos permite asumir la integración de esta obra como un simbólico enlace de las lenguas del continente con un evento común, con una vocación inmaterial de puentes y enlaces que logran vincular el cielo, la cultura, el suelo y la lengua.

“El verbo América es una proponga que ponga significado en un madrugar que se siente en todo el continente de América, y sirve para descubrir un idioma de signos y formas hacia un arte continental, puente entre culturas del mediterráneo y las culturas del pacifico”.[2]

Esta clara manifestación, nos lleva a asumir la obra del verbo América como un gesto, una señal, un icono inscrito dentro del horizonte cultural, y específicamente, una huella o marca emplazada en el aeropuerto de Santiago: simbólicamente, lugar de arribo y Zarpe de nativos y foráneos.
Bajo esta distinción, jerarquía e importancia, “El verbo América” se pretende distinguir por medio de la distancia, por medio de la escala y la valiosa apreciación que genera el vacío del aeropuerto frente al emplazamiento acotado de la obra. En el contexto, la pieza se ampara bajo una marca vertical en el paisaje, definiendo una gran huella inscrita en la ruptura de la simetría del vacío confinado por la nave del aeropuerto, hangares y torres. La inscripción del rasgo vertical, permite regular la jerarquía de la obra bajo distintas proximidades, distintas velocidades y diferentes niveles de percepción.
Bajo esta estructura, la jerarquía es asumida como un plano de líneas en el acceso al vacío metropolitano del aeropuerto.
En este movimiento, la pieza se inscribe en un paisaje que varia según la escala. La placa, ya asumida por su espesor, profundidad y reflejo; se plantea bajo la macro escala de los edificios, bajo la relación directa con el hotel y la plaza, y finalmente, bajo la inmediata relación con el espectador.
Esta directa relación, permite reconocer la similitud con las escalas de los elementos que acotan el espacio en el contexto. El gesto asume un espesor y altitud coherentemente resguardado por el plano de cerramiento del volumen del aeropuerto, con las torres, con las luminarias y los extensos vacíos de la playa de estacionamientos.
Este gesto a macro escala, permite regular una disposición espacial inscrita en el vacío determinado por la vasta carpeta de asfalto que antecede la nave del aeropuerto. Permite dividirla, jerarquizarla, estableciendo un icono en medio de su relación con el reto de los elementos arquitectónicos.
La pieza vertical, actúa como un plano, una membrana que se inscribe en dirección norte sur, para dejar una frontera entre los mundos que alojan las caras hacia el oriente y el poniente. En el caso del verbo América, el mundo de oriente y occidente que se inscriben como plazas abiertas, como suelo, como fenómeno inmediato frente a los flujos que regulan la fenomenología de los peatones en los accesos al aeropuerto.

El plano en relación con su condición limite, asume de esta manera, la capacidad de regular la escala con el vacío que lo contiene, pero inmediatamente, acotar el vacío que define en dos estructuras espaciales divididas por un limite jerárquico.
En este delante y detrás, este anverso y reverso, se inscribe la obra.

“Chile es una rosa separada. Y hay que hacer que sea original, primitiva, mayor, como que hay que mirar de nuevo al cielo, lo que tenemos que tener (en Chile), es un edificio que se relacione con el universo. Porque si miras al cielo viene un curioso orgullo de ser parte del universo.”[3]



El verbo América es alojado, en un intento de comunión de ambos mundos, en un vacío transversal que pretende alojar la obra como el puente representativo entre oriente y occidente.
El vacío vertical, subdivide la placa en dos, y los define como elementos secundarios por sobre el vacío, y como referencias a nivel aeroportuario con respecto la obra.
Respecto la condición del plano, la directa afección del movimiento del sol sobre la estructura, permite arrojar diversos conos de sombra sobre los suelos separados por la huella vertical. Este fenómeno, no menos simbólico ni representativo, estructura una serie de rasgos en el piso que alternaran su condición limite respecto los horarios, las épocas del año o la condición climática. Coincidentemente, su disposición en el espacio, permite disponer de huellas en las plazas que definirán eventos transformables a partir de su cambio, transformación e inmaterialidad. La luz y sombra sobre las línea y planos intenta construir el mundo de matta siempre desde el abstracto recurso de su sujeción a lo inmaterial e indefinido, a la unión y jerarquía de ambos mundos, a la simbólica tarea de definir la obra de arte como una huella en el vacío.

[1] MATTA. EL VERBO AMERICA. Italo Mussa. Edizioni della bezuga, fierenze, 1985.
3 MATTA. EL VERBO AMERICA. Italo Mussa. Edizioni della bezuga, fierenze, 1985.
[2] MATTA. EL VERBO AMERICA. Italo Mussa. Edizioni della bezuga, fierenze, 1985.
Aeropuerto de Santiago de Chile



Ficha Técnica-Soporte Mural Verbo America-Matta

Mandante:
Ministerio de Obras Publicas, departamento Obras y artes.

Proyecto Ganado via Concurso Público.

Concurso Anteproyecto:
Arquitectos-Abel Erazo, Nicolas Norero, Tomas Villalon, Ivan Kindermann
Maqueta-Rodrigo Torruella

Desarrollo Proyecto:
Arquitectos- Nicolás Norero, Tomas Villalón, Abel Erazo
Arquitecto Colaborador-Rodrigo Valenzuela

Ingeniero Calculista- Sergio Contreras
Ingeniero Hidraulico- Ricardo Chehade
Ingeniero Electrico- Jose Quintanilla
Proyecto Eléctrico- Paulina Sir Arquitecto
Restauración Mural- Antonio de Vittorio

Ubicación:
Aeropuerto Comodoro Arturo Merino Benítez

Materialidad:
Hormigón, Acero, Vidrio.